fbpx

Si elegir una vivienda no es fácil, imagina elegir el hogar para tu empresa.

Como siempre que un cliente comprador llega a nuestras oficinas solicitando información para comprar un local comercial en Barcelona, estudiamos su caso y comprobamos si necesita comprar o alquilar.

Ubicación

Elige un lugar cercano, con buenas conexiones por carretera e incluso con transporte público. No pienses solo en la mercancía, tus trabajadores deberán sentirse cómodos y poder desplazarse fácilmente a su lugar de trabajo.

Comprueba la cubierta

Desde hace más de una década casi todas las naves industriales que se construyen son de bloques prefabricados de hormigón. Una construcción resistente, duradera y de fácil montaje. Los desperfectos de una nave industrial suelen encontrarse en su cubierta, podríamos decir que ese es su talón de Aquiles.

Estudia los certificados energéticos

Para poder vender un inmueble es obligatorio tener el Certificado de Eficiencia Energética. Son varios los factores que determinan la clasificación. Conociendo las flaquezas podrás estimar cuánto te costaría una reforma para ahorrar en consumo energético.

Solicita el Certificado de Aprovechamiento Urbanístico

Este documento puede demorarse un mes una espera que merece la pena si quieres conocer su régimen urbanístico. Es necesario tanto para abrir un negocio como para conocer si se podrían realizar algunas reformas como añadir una planta superior.

Comprueba el estado de las instalaciones

Cada negocio tiene unas necesidades específicas, quizá vayas a instalar una zona de exposición y necesites suelo de hormigón pulido o si la nave se vende con cámaras frigoríficas es mejor comprobar que estas funcionan correctamente.

Estima bien el tamaño de la nave

Está claro que si estás pensando en comprar una nave industrial en Barcelona, las perspectivas de crecimiento de tu negocio deben de ser muy buenas. También está claro que una inversión así debe amortizarse en unos años. No optes por una nave industrial muy ajustada de tamaño que pueda quedarse pequeña para tus necesidades en un par de años. Si por el contrario encuentras una gran oportunidad en una nave de dimensiones más generosas puedes organizar el espacio para alquilar una parte como almacenamiento para una empresa cercana que lo necesite.

Decidirse por la compra de una nave industrial o por otra es un proceso difícil para el que necesitarás un profesional si quieres que sea un éxito. Llámanos para que podamos asesorarte desde el principio hasta el final.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This