fbpx

Deutsche Bank

El futuro hotel que se instalará en el actual edificio del Deutsche Bank, en la confluencia de la Avda. Diagonal y Paseo de Gràcia, crecerá a lo alto y lo ancho. Un nuevo pacto CiU y PP ha desbloqueado esta operación urbanística que permitirá incrementar la edificabilidad del inmueble. El acuerdo da luz verde a la modificación específica del Plan General Metropolitano (PGM) en tres ámbitos de la ciudad: el antiguo edificio y los jardines del Taller Masriera, en la calle Bailen; los Lluïsos de Gràcia, y el inmueble de oficinas donde está el despacho de abogados Cuatrecasas. 

La operación a tres bandas permitirá que la finca del Deutsche Bank pase de 14.000 a casi 19.000 metros cuadrados para albergar un hotel de cinco estrellas y ubicar un restaurante y una gran tienda, de más de 3.000 metros cuadrados, en la planta baja.

Para compensar el cambio de planeamiento urbanístico, el propietario del edificio del Deutsche Bank, el fondo de inversión KKH Property Investors, ha comprado el inmueble de Masriera a la Fundació Pere Relats y se lo cederá al Ayuntamiento de manera gratuita. El presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández, explicó que el inmueble data de 1882 y antiguamente fue taller de pintores y escultores. Posteriormente, se reconvirtió en equipamiento social privado, pero está cerrado desde el 2009. Los 4.376 metros cuadrados de edificabilidad que tiene la finca pasarán a la esquina de Diagonal con Paseo de Gràcia. 

Seguir leyendo la noticia en La Vanguardia..


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *