fbpx

massa BCNLa sangría de cierres de tiendas emblemáticas en Barcelona a causa de la entrada en vigor de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) ha puesto encima de la mesa la preocupación por un cambio de modelo comercial que en determinadas zonas de la ciudad  parece inevitable. Una metamorfosis que es imparable en el centro de Barcelona, donde cadenas y franquicias se engullen el pequeño comercio, con poca capacidad económica para superar los envites de la crisis y de la normativa.

La proliferación de las grandes firmas se extiende como una mancha de aceite y amenaza con homogeneizar un tejido comercial barcelonés que tradicionalmente ha destacado por su gran diversidad. Interesados por este nuevo escenario, una consultora especializada en el diagnóstico de actividades económicas ha decidido calcular el grado de similitud de las principales calles comerciales de la ciudad usando un indicador importado del Reino Unido: el índice declonicidad.  continuar leyendo noticia…

Fuente: La Vanguardia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *