fbpx

Las inversiones inmobiliarias son tan diversas como los productos que se puedan adquirir y la manera de explotarlos. Los dos tipos principales de inversiones serían:

  • Las basadas en la propia explotación del inmueble con las rentas del alquiler
    • inversión a medio y largo plazo.
  • Las basadas en el beneficio obtenido entre el precio de compra y su posterior venta
    • inversión a corto plazo, más especulativa y de mayor riesgo.

Inversiones inmobiliarias en alquiler

Cuando inviertes para arrendar hay que tener en cuenta que el inmueble pretendes disponerlo durante largo plazo, obteniendo el rendimiento a lo largo de la vida útil de la propiedad, siendo importante tener en cuenta el valor residual del inmueble a la hora de la venta.

Los valores residuales serán más pequeños si el inmueble tiene una vida útil corta (por ejemplo: Naves Industriales, que necesitan fuertes inversiones para mantenerlas actualizadas y operativas), o puede ser grande si el inmueble se ha revalorizado por causas externas (Local comercial en zona consolidada).

La inversión inmobiliaria no está solo en lo más conocido “vivienda”, que no tiene por qué ser menos rentable invertir en locales comerciales, oficinas, naves industriales, plazas de aparcamiento o trasteros, solo has de conocer la evolución del mercado y su demanda.

Inversiones inmobiliarias en retail o en locales comerciales

Inmobiliariamente hablando invertir en retail es comprar locales comerciales para su alquiler.  Está resultando ser un producto muy interesante para la inversión inmobiliaria. El sector retail con la crisis incrementó la inversión, mientras el resto de inversiones inmobiliarias disminuyó, existiendo la compra venta por parte de grandes empresas y fondos de inversión en grandes centros comerciales y compra de locales a pie de calle por parte de pequeñas empresas y particulares.

Entre otros tipos de inmuebles a invertir estarían: oficinas, naves, segunda residencia, apartahoteles, etc.

Inversiones inmobiliarias especulativa

Cuando compramos un inmueble para realizar su venta a corto plazo, el beneficio a obtener tiene que tener una tasa de retorno de inversión (TIR) más alta que el que obtendríamos en un plazo más largo, para poder dejar una liquidez y poder reinvertir en nuevas operaciones.

En resumen, en toda inversión inmobiliaria, hay que estar siempre atento e informado del mercado para conseguir lo comentado anteriormente “comprar el inmueble adecuado en el momento adecuado”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *