fbpx

La cláusula suelo es un concepto que la entidad financiera puede incluir o no, en la hipoteca y que establece el tipo de interés minio que el cliente pagará, aunque el indicador del interés de la hipoteca (en la mayoría de hipotecas el Euribor), esté por debajo.

Tanto se puede incluir una cláusula suelo como una cláusula techo. En la cláusula techo se establece el interés máximo a abonar.

¿Cómo saber si nuestra Hipoteca tiene una cláusula suelo?

Se ha de consultar la escritura de Hipoteca firmada con la entidad, que por lo general aparece en el apartado de condiciones financieras.  Otra forma sería de conocer el tipo de interés que se está abonando y si este no es igual a la suma del Euribor + el diferencial acordado, quiere decir que se está aplicando una clausula suelo. 

¿Qué activó el conocimiento de las cláusulas suelo?

El Euribor alcanzó su máximo histórico en el 2008 del tipo del 5,526%, descendiendo a partir del 2009 vertiginosamente hasta llegar al 1% en el 2012.  Las alarmas saltaron cuando los hipotecados vieron que apenas notaron las rebajas, y esto fue debido a la aplicación de las cláusulas suelo que por lo general se fijaron en un 2% o 3%.

Ante la imposibilidad de miles de hipotecados para aprovechar la bajada del Euribor, muchos descubrieron que sus contratos tenían cláusulas suelo empezando a presentarse denuncias asegurando su desconocimiento y que la diferencia entre cláusulas suelo y techo eran abusivas, ya que las del techo estaban por norma general al 13%.

Sentencias

El 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo declaró nulas las cláusulas de los contratos poco transparentes, obligando a la entidad financiera a devolver las cantidades abonadas en exceso únicamente desde la fecha de la sentencia.

El 25 de marzo de 2015, el Alto Tribunal confirmo en nueva sentencia que los Bancos solo debían devolver lo cobrado de más desde el 9 de mayo de 2013, por el grave trastorno del orden público que supondría su retroactividad.

El caso se elevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que, en sentencia de 21 de diciembre de 2016, ha dictaminado a favor de restablecer una retroactividad total en la devolución de las cláusulas suelo que se aplicaron sin transparencia.

¿Desde que fecha me tendrían que devolver las cantidades abonadas de más con la aplicación de la cláusula suelo?

La cuestión no está cerrada, según sentencia del Tribunal supremo del 9/5/2013 y confirmada el 25/03/2015, solo se devolvería lo cobrado desde mayo 2103.

Sin embargo, la respuesta puede estar en la Unión Europea en referencia a su sentencia del 21/12/2016, ya que el 26 de este mes responderá a una pregunta de un juez de Granada sobre la retroactividad, sobre si se aplica desde mayo de 2013 o desde que se activó la cláusula suelo.

¿Cómo reclamar?

Se puede reclamar por vía juridicial o por mecanismo extrajudicial según el Real Decreto-ley 1/2017, de 20 enero, que posibilita a los consumidores afectados llegar a acuerdos con las entidades financieras.

Esta vía extrajudicial es totalmente voluntaria y gratuita, dejando a salvo el derecho del consumidor a poder acudir a los tribunales.

El plazo máximo de resolución de esta vía extrajudicial es de tres meses a contar desde la presentación de la reclamación, obligándose las partes a no ejercer entre si durante este plazo ninguna acción judicial ni extrajudicial.

Proceso extrajudicial reclamación de la aplicación cláusula suelo y cobro del importe a devolver.

Se entiende que el proceso extrajudicial termina sin acuerdo cuando:

  • La entidad de crédito rechaza expresamente la solicitud del hipotecado.
  • A la finalización del plazo de tres meses sin comunicación alguna por parte de la entidad de crédito al hipotecado.
  • Cuando el consumidor no está conforme con el cálculo de la cantidad a devolver realizado por la entidad de crédito o rechaza la cantidad ofertada.
  • Cuando en el plazo de tres meses no se ha puesta a disposición del hipotecado la cantidad ofrecida.

Una vez llegado a un acuerdo del importe a devolver, las partes podrán acordar una medida compensatoria distinta a la devolución en efectivo (ejemplo: nuevas condiciones del contrato de hipoteca, que compensen dicho importe). En este caso la entidad de crédito deberá presentar al consumidor la cantidad a devolver, la medida compensatoria y el valor económico de esta medida, concediéndole un plazo de 15 días para que manifieste su conformidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *