fbpx

hotel-paseo-de-gracia-barcelonaSe avecinan tiempos de cambio para el mercado de retail nacional. Tras un 2014 protagonizado por la apertura de tiendas de referencia (flagships) de las principales enseñas comerciales, el próximo año vendrá marcado por el fin de la moratoria de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 1965, según se desprende del último “Informe de mercado Retail High Street: Situación actual y perspectivas para los próximos meses”, elaborado por la consultora inmobiliaria JLL.

Y es que a partir del 1 de enero de 2015, todos los inquilinos que firmaron un contrato de arrendamiento previo al 5 de mayo de 1985 y que aún se acogen a contratos de renta antigua (caracterizados por ser de larga duración y con una renta muy baja) se verán obligados a renegociar las rentas que pagan según los actuales precios del mercado, o bien a abandonar el inmueble.

En este sentido, una de las primeras consecuencias previstas será el cierre de algunos comercios. “Es de esperar que haya firmas que no puedan asumir el nuevo coste de renta y abandonen el espacio en busca de establecimientos más baratos en otras zonas secundarias. Así, se producirá también una salida al mercado de locales en zona prime”, explica Luis Íñiguez, director de la división de Retail de JLL.

Este hecho contribuirá a aumentar la oferta actual de espacios comerciales prime en los principales ejes comerciales de las grandes urbes, que es lo que más han estado demandando los grandes operadores, entre otros objetivos, para sumarse a la tendencia de apertura de grandes tiendas insignia en las ciudades.

Fuente: www.observatorioinmobiliario.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *